sábado, 11 de abril de 2015

Ejercicio para nuestros perros

Las mascotas en general no deben practicar ejercicio físico agresivo y mucho menos los cachorros, sus pequeños cuerpos, al estar en proceso de formación, deben ser tratados con precaución.

Al igual que los seres humanos, el ejercicio físico es primordial para el buen crecimiento y desarrollo de toda mascota, por ello explicaremos algunos ejercicios para estimular sus músculos y fortalecer su inteligencia.

Primero debemos conocer ¿cuánto tiempo necesita mi perro para hacer ejercicio?, este es un aspecto fundamental para el desarrollo de una vida saludable. Los cachorros y los perros jóvenes necesitan durante el día ejercitar su cuerpo entre 30 y 40 minutos, no es suficiente un paseo alrededor de la manzana, necesitan correr libremente y quemar la energía.




El ejercicio además fortalece la atención y el comportamiento en el perro, evitando comportamientos inapropiados como morder y destrozar cosas como; muebles, plantas, mesas, etc. El ejercicio físico contrarresta la ansiedad y el estrés.

Para las razas pequeñas lo recomendable es hacer dos paseos de 15 a 20 minutos diarios y para los más grandes extender esos paseos de entre 45 minutos a 1 hora. Lo ideal es estimular el ejercicio con 
pelotas o juguetes para lanzar a tu cachorro y que corra detrás de él.

Es muy importante combinar el ejercicio con la diversión, como también mantenerlos hidratados, así que debemos tener previsto llevar agua y golosinas especiales para perros, de esta manera premiamos su buen comportamiento.


Juguetes caninetto - Hueso relleno Camuflaje


Ejercicios ideales para cachorros

Mordida controlada; el perro debe controlar la fuerza de sus mordiscos, estimularemos su mordida con el juguete y lo retiramos cuando veamos que ejerce una fuerza superior a lo normal con un pequeño llamado de atención (sin gritarle a la mascota), luego hacemos lo mismo con nuestra mano.

Cuando el cachorro frene su fuerza en la mandíbula, con este llamado de atención, sería ideal premiarlo con una recompensa comestible, y lo haremos hasta que el perro aprenda a controlar su fuerza.

Otro ejercicio ideal es el de rastreo, estimulando la mente del perro, utilizamos tres bol (preferiblemente que no sean transparentes) colocamos una recompensa comestible debajo de uno de los bol y el cachorro debe descubrir dónde está el premio.

Pasada la época de cachorro de tu perro, lo recomendable es sacarlo 3 veces al día, recordemos que paseo y ejercicios son para nuestras mascotas cosas diferentes.






No hay comentarios :

Publicar un comentario